Mes: agosto 2015

Nos tratamos a nosotros mismos tal como nos trataban nuestros padres

imagenAbandono

Cuando somos muy pequeños aprendemos a sentirnos con nosotros mismos y con la vida según las reacciones de los adultos que nos rodean. Es así como aprendemos lo que ahora pensamos de nosotros y de nuestro mundo. Es decir, que si ha vivido usted con personas muy desdichadas y asustadas, culpables o coléricas, habrá aprendido muchas cosas negativas sobre usted y sobre su mundo. —Nunca hago nada bien… es por mi culpa… si me enfado soy una mala persona… Esta clase de creencias generan una vida de frustración. Cuando crecemos, tenemos tendencia a recrear el ambiente emocional de nuestro hogar de la infancia. Es algo que no está ni bien ni mal; simplemente, se trata de lo que por dentro sabemos que es un “hogar”. También tendemos a recrear la relación que tuvimos con nuestra madre o con nuestro padre, o la que ellos tenían entre sí. Piense con cuánta frecuencia ha tenido una amante o un jefe que era “el retrato” de su madre o de su padre. Nos tratamos a nosotros mismos tal como nos trataban nuestros padres. Nos regañamos y nos castigamos de la misma manera. Si escucha, casi podrá oír las palabras. Además nos amamos y nos animamos de la misma forma, si cuando éramos pequeños nos amaban y nos animaban. —Tú nunca haces nada bien, es por culpa tuya… ¿Cuántas veces se lo ha dicho usted a sí misma? —Eres maravillosa, te amo… ¿Cuántas veces se dice usted estas palabras? Sin embargo, yo no echaría la culpa a nuestros padres. Somos todos víctimas de víctimas, y ellos no podían de ninguna manera enseñarnos algo que no sabían. Si su madre no sabía amarse a sí misma, ni su padre tampoco, era imposible que le enseñaran a usted a amarse a sí mismo; estaban haciendo todo lo que podían con lo que les habían enseñado de pequeños. Si quiere usted entender mejor a sus padres, hágales hablar de su propia niñez; y si los escucha con compasión, aprenderá de dónde provienen sus miedos y sus rigideces. Las personas que le hicieron a usted “todo aquello” estaban tan asustadas y temerosas como usted. Louisse Hay

Anuncios

Arriesgarse es vivir

1el mundo es

Manifiesta amor en tus pensamientos y palabras, realiza tus acciones con este sentimiento en tu corazón. Empieza por ser amoroso contigo mismo. Cada nuevo día tienes la oportunidad de empezar una nueva vida. Vencerás en el momento en que sueltes tus temores y te arriesgues!!! FELIZ DIA. .. FELIZ VIAJE. .. FELIZ VIDA

Educación de la mente

03668

La actual degradación moral y religiosa se debe fundamentalmente a nuestro ambiente y al mal entrenamiento. Se descuida por completo la formación adecuada de la mente en todas las etapas de la educación y el entrenamiento. Se hace todo lo posible para ofrecer un entrenamiento adecuado en lo referente a lo material, para que la persona pueda conseguir un trabajo decente y vivir cómodamente, pero se descuida por completo el entrenamiento adecuado que hace falta para la realización del Ser. Se concede poca importancia, si es que se le concede alguna, al problema mas importante de la vida. Maestro Chariji

Autoconciencia. Revisando mis proyectos de vida

20131109_132429

Tengo unos cuantos días buscando un espacio de tiempo en el que pueda conectarme para compartir algo que me lo han pedido varias personas y yo me siento con la responsabilidad de hacerlo por el amor que les tengo. En resumen la inquietud que varias personas me han manifestado es que “cómo me puedo mantener en estado de felicidad, optimismo, armonía” en medio de todas las vicisitudes que la vida nos presenta en el día a día. Créanme que no se me hace muy sencillo responder porque siento que quisieran una fórmula mágica.
En estos días he logrado ver que he tenido que recorrer mucho camino para llegar al sitio donde hoy me encuentro y no es un sitio en donde no tenga dificultades, luchas, problemas, fracasos, caídas, motivos para sentirme triste como cualquier ser humano normal. Mas sí es un lugar en el cual he aprendido a encontrar mi “centro”, mi “punto de equilibrio”.
Días y noches he estado reflexionando y como siempre le agradezco a la Divinidad porque este hecho me ha permitido preparar un programa que muestre el camino para lograr tener el control de las distintas situaciones de vida. Aún le estoy buscando el nombre pero en primera instancia lo tengo como “DECIDETE, TOMA EL CONTROL DE TU VIDA”.
Hoy mientras preparo material para charlas empresariales logro ver que esta necesidad se puede presentar a todo nivel así que me he dispuesto a escribir con toda la humildad del mundo a esas bellas amistades que yo sé que están esperando esto no sin antes decirles que éste es mi caminar, mi experiencia propia y cada ser tiene la suya, más sin embargo con todo amor les comparto por si les sirve de alguna luz.
Partiré del hecho determinante de que es necesario mantener CONEXIÓN INTERNA con el ser espiritual que habita en nosotros y no con ello voy a inclinarme a hablar de la espiritualidad.
Creo que esta conexión nos permite 1. Amarnos a nosotros mismos y 2. Hacernos responsables de los pensamientos, emociones y comportamientos que tenemos desde la visión de considerarnos protagonistas de nuestras vidas y no víctimas. Dentro de este mismo camino he logrado ver que hay tres cosas que debemos desarrollar: 1. Creer en uno mismo, 2. Confianza en que todo lo que nos sucede es por y para nuestro bien y 3. Fe en nuestro Creador.
Cuando estás conectado con tu ser interno encontrarás herramientas por donde vayas, por donde quiera que estés.
– Qué es lo que quieres, a dónde quieres ir, qué quieres ser, qué quieres hacer, qué quieres tener, qué quieres lograr? Es importante que lo sepas y si no lo sabes busca saberlo. Si no te sientes satisfecho en tus necesidades básicas amor, alimentación, salud, sexo, familia, trabajo, profesión, reconocimiento, autorespeto, ingresos, etc. Entonces es momento de ponerte a trabajar para lograr conseguirlas.
– Conoces cuáles son tus talentos, cualidades, capacidades, destrezas? Es muy importante que lo sepas pues así podrías ser más productivo, cambiar tu trabajo, iniciar un negocio, etc. Si crees que no tienes lo suficiente, estudia, aprende, lee, prepárate. Ah, también necesitas conocer tus debilidades para saber qué no puedes hacer.
– Eres dueño de tus decisiones o dependes de otros? Esto es algo fundamental, no hay nada que le quite más la paz a uno que no sentir la libertad de hacer, vivir o tener lo que uno quiere. Piensa eso si que si no estás teniendo el poder de elección o decisión es por tu propia decisión, no culpes a los otros, simplemente piensa que tú lo has permitido. Y toma la decisión de hacer aquello que te hará sentir mejor, realizado, feliz, tranquilo. A veces nos mantenemos en relaciones que nos lastiman, que no nos hacen felices, dañan nuestra integridad física y emocional por el simple hecho de habernos acostumbrado a vivir con esa persona o por el miedo a fracasar en una nueva relación. O nos mantenemos en trabajos o empleos en donde nos sentimos cansados de hacer lo mismo, humillados por los superiores, haciendo algo que no está de acuerdo con quien creemos que somos, en horarios que se convirtieron en monotonía. Tus padres no te permiten elegir la carrera de tu agrado, tus hijos no te respetan, tu familia te ignora por los errores cometidos, asumiste una carga que no te corresponde, no puedes con la monotonía de tu vida, estás bajo algún tipo de adicción, no se dan los objetivos que te trazaste, lo que estás haciendo ahora no te gusta…. Es el preciso momento para decidir por ti mismo cambiar el rumbo de tu vida. Siéntete capaz y libre de elegir, de decidir.
– Abrete al cambio, sé flexible, piensa que estás en un mundo en donde las oportunidades se presentan a cada instante, sólo tienes que permanecer atento. El que busca encuentra dicen sin embargo yo diría que cuando sabes lo que quieres las cosas te llegan producto del enfoque en eso que quieres. Deberás vencer tus temores, enfrentarlos es la mejor forma de hacerlo. Permite que Dios o el Universo te entreguen lo que está preparado para ti.
– Fluye no te apegues a las personas y a las cosas porque ese es un estado emocional compulsivo que te hace creer que sin eso no serás feliz. Padres, esposos, hijos, parejas familia, trabajo, cosas materiales, todo puede ser sujeto de apego. Tal vez creas que es algo difícil de lograr, no lo es. Si no lo creyera así no te lo diría. Recuerda que apegarte representará para ti un dolor posterior, un sufrimiento que puedes evitarlo. Nada es para siempre, la muerte es la más clara maestra para mostrarnos eso.
– Vive el momento presente, olvida el pasado y preocúpate de lo que hoy puedes hacer para crear un futuro mejor.
– Agradece por todo lo que tienes, recibes, posees y ten la certeza de que las bendiciones caerán a chorros.
– Te recomiendo orar con perseverancia o meditar con apoyo de algún maestro
– Y en términos generales podría decirte que sueltes todo aquello que sientes una carga, si tu forma de amar te está trayendo sufrimiento, suéltalo. Si tu trabajo ha acabado con tu vida y con tus días, cámbialo. Si estás aplazando decisiones.. tómalas. El tiempo pasa, vuela diría yo… No dejes de vivir por ser prisionero de algo que sólo está en tu mente porque en realidad la vida te está ofreciendo todo el tiempo oportunidades para que las tomes y seas feliz.
Conéctate con tu ser interno, déjate guiar por la sabiduría que hay dentro de ti. Busca espacios de silencio para hacerlo. Cierra tus ojos, observa ese ser de luz que eres tú, obsérvalo, pregúntale qué pasos debes tomar…. Créeme obtendrás las más sabias respuestas
Esta es mi historia de felicidad, amor, entendimiento, positivismo en conexión con mi ser interno
CON AMOR DESDE MI CORAZÓN
NAMASTE

Ho´oponopono es permitir que la Divinidad borre las memorias y patrones de pensamiento

Hoponopono
Practicar Ho´oponopono es lograr paz, armonía, libertad y felicidad. Es soltar los problemas (permitir que la Divinidad, borre las memorias, bloqueos, patrones y pensamientos negativos), y mantenerse en paz a pesar de la realidad que se nos presenta.
Estar en paz, a pesar del entorno, no es ser pasivo ni indiferente.
Es tomar acción, es elegir no engancharnos con los problemas que no son más que la manifestación de nuestros programas y memorias.
Es el darnos cuenta que somos responsables de todo cuanto ocurre en nuestra realidad (no culpable), ya que los programas están en nosotros. Se han incorporado a nuestro subconsciente desde afuera y actuamos en “piloto automático”, haciéndonos creer que nosotros somos nuestras creencias y memorias.
Es haber comprendido que engancharnos con los problemas e intentar manejarlos con el intelecto no es más que querer solucionar lo que fue creado por nuestros programas utilizando lo mismo que los creó.
Es estar despertando y habernos dado cuenta que pensar y analizar, que es lo que hemos estado haciendo hasta ahora, no resuelve los problemas, ya que no elimina los programas que los crearon (datos muertos, como los llama el Dr. Len)
Es habernos dado cuenta que ser más pensante y analítico, no es ser más inteligente, sino estar más dormido.
Es tomar la decisión de no dejarnos engañar más por nuestras memorias y programas que se manifiestan como pensamientos. Es no identificarnos con ellos, ya que ellos no somos nosotros.
Es liberarnos de nuestros viejos programas y memorias, dando permiso a la Divinidad, para que los borre, sabiendo que ese espacio será ocupado por la inspiración Divina, empezando a ser más sabios en nuestras decisiones y acciones.
La mente racional es muy poderosa e insistente ya que las memorias que la mandan están muy arraigadas en nosotros. Cuando aparezca el malestar, la duda, la sensación de extrañeza o la mente racional haga preguntas o cuestiones, no te resistas a ello (lo que resiste, persiste). Sólo suéltalo. Dale gracias a esos pensamientos y emociones, diles que los amas y suéltalos.

Morrnah

Del libro El Secreto del Universo.