Mes: noviembre 2014

Ve más allá de tus pensamientos

3055

A menudo se dice que se requiere gran valor para ver el rostro de Dios. Lo que hace falta es tener el valor de ver más allá de lo que pensamos que debería ser e ir hacia lo que es. Esto significa ver al mundo sin hacer juicios negativos, aun cuando el falso ser diga: “Conozco una forma mejor”. Significa ir más allá de nuestro condicionamiento que distorsiona la realidad con el fin de conformarse a las posiciones que tomamos.

El verdadero origen de nuestros conflictos internos y exteriores es nuestra falta de comprensión de que somos el Alma. Cuando nos damos cuenta que Dios está presente en todo, en todas partes y que el Alma está eternamente presente, esa sensación de conflicto desaparece.

– John-Roger

Si ya sabes a donde quieres ir, mantén la intención

dias

Somos las manos, el corazón y la mente del proceso evolutivo. Como auxiliares de la energía de fuerza vital, es necesario que podamos sostener la intención original de cómo queríamos que avanzara nuestra vida y cómo queríamos aportar algo al mundo. Muchos han olvidado que nacimos con sueños. Cuando estamos “en el vacío” y parece que nada ocurre, es preciso recordar que son necesarias las etapas para alcanzar la integración, la reflexión y el refinamiento de nuestra visión. Mediante la visualización, fortalezcamos nuestra fe en un  universo con un fin.  Mas, ¿visualizar qué? La vida presenta continuamente una opción respecto de dónde ubicar nuestra atención y nuestra intención. ¿Cómo elegimos? Cuando la energía fluye a través de nosotros nos vemos atraídos hacia situaciones y personas distintas. ¿Cómo nos mantenemos en camino? Las intuiciones surgen en nuestra mente, una sincronicidad abre una nueva dirección o recibimos la gracia de dones inesperados. ¿Qué hacemos con lo que recibimos?

No existe una receta ni una respuesta. Sí hay preguntas. Pregúntese: “¿Qué quiero hacer?”, “¿Qué me impide hacerlo?”. No olvide establecer su intención para alcanzar su ideal, y luego busque las pistas que el universo le da. Si está ocupado diciéndose: “Esto no me da resultado”, “La vida es tonta y aburrida”, no está ayudando al universo a entregar sus bienes. Nuestras creencias son la historia que nos contamos interiormente, y la historia se despliega en las primeras planas del kiosco de nuestra vida.

Sostener la Visión Global pasa a ser una idea abstracta a menos que nos conectemos de manera significativa con la vida cotidiana. Si sólo nos  concentramos en los hechos literales del mundo, nos perdemos los mensajes más profundos. Adquiera el hábito de buscar en el mundo la lección, el comentario más amplio.

Por ejemplo, si le molesta la basura adherida al cerco del lote baldío que linda con su casa, ¿qué no está sucediendo en su barrio? ¿Qué está sucediendo? ¿Cuál es la situación más global? Para hallar sentido en las actividades de todos los días, entrelacemos el mundo común con el mundo simbólico oculto más profundo.

A través de la historia llegamos a encontrar nuestro lugar en el mundo, ya se trate de una poesía infantil o una epopeya mítica o un informe de la policía sobre un asesinato. Las historias iluminan los principios espirituales mediante los cuales la humanidad vive y evoluciona. Por lo tanto, lo exhortamos a ingresar con nosotros en este campo del conocimiento. Hagamos que este libro sea un puente entre la vida de todos los días y la Visión Global. Cada uno lo logrará si concentra su atención, sus interrogantes y percepciones en las historias que aparecen en este libro. Empiece a percibir historias en su propia vida y las vidas de las personas que vaya encontrando a lo largo del camino. Las historias y los conceptos contenidos aquí apuntan a estimularlo a recordar la verdad de lo que significa estar en la vida terrenal. Si estamos realmente  presentes en nuestro mundo, debemos responder. Cuando respondemos, dejamos de estar paralizados: podemos ver opciones. Podemos asumir responsabilidades. Luego, podemos cambiar.

A usted le corresponde escribir su viaje, la historia de su vida. Y al  escribirla, también está creando una parte de la historia del mundo. Elmer Schettler, un agricultor que cultiva soja en lowa, describe la nueva actitud que está desarrollándose en su vida: “En estos últimos años, he estado cada vez más en contacto con mi lado espiritual. Estoy empezando a ver que el mundo es misterioso e interesante y no sólo un lugar para tratar de que ocurran determinadas cosas”. La visión de Elmer refleja un cambio del esfuerzo á la observación de lo que pasa. Afirma: “Para mí, la vida va desplegándose, no tiene que ver con trabajar más. Estoy dejando de lado esa vieja ética puritana. Quiero ser más interactivo con el Universo y permitir que me diga lo que me tiene reservado”.

“En esos días en que las cosas no salen como yo esperaba -continúa Elmer-, cuando me siento frustrado por personas en las que confío y no hacen lo que deben, me pregunto: `¿Por qué pienso que debo resolver esto?

¿Cuál es mi objetivo a largo plazo? ¿Cuál es el verdadero sentido de lo que está pasando?’. Entonces respiro  hondo, me relajo un momento y me conecto de nuevo con mi centro interior. Esto me permite retroceder un minuto. Me recuerdo que no quiero sólo trabajar más, o sentir que debo conocer todas las respuestas. Me recuerdo que mi vida está  desplegándose. Busco algo para disfrutar: un atardecer, nubes, una foto de mi familia, y alimento esa parte de mí mismo.

“A veces, cuando necesito ayuda con un problema específico, lo escribo, me lo pongo en el bolsillo y lo dejo pasar. Durante el día, busco pequeñas cosas que confirmen que voy por el buen camino. Como el otro día en el gimnasio, cuando quise hacer rápidamente una lista de cosas para realizar. Tenía papel, pero no lápiz. Miré en dirección a un aparato y alguien había dejado una lapicera. Una cosa pequeñísima, pero me hizo feliz.”

JAMES REDFIELD & CAROL ADRIENNE

Instrucciones antes de nacer

Piense por un instante que, antes de bajar a su cuerpo -su nacimiento- recibe “instrucciones” de mentores afectuosos y guías sabios. Podemos imaginar que la conversación sería algo así: “Bueno, si ya estás listo para volver a un cuerpo, ¿ves allá abajo algunos padres capaces de exponerte a la lección sobre la que quieres trabajar?
“Una vez que usted estés en tu cuerpo, no olvides prestar atención a los carteles  señalizadores.  No recibirás más de lo que puedas manejar, y si deseas algo de trabajo extra, ¡dilo ahora! Recuerda que deberás aprender a generar toda la energía afectiva posible y mantenerte conectado a la fuente espiritual. Habrá momentos en que te sentirás perdido y dolorido, pero acuérdate de pedir ayuda y escucha atentamente a tu sabiduría interior.
Tendrás todo lo que necesites para estar atento a tu naturaleza espiritual, para que puedas imprimir tu espíritu a todo lo que hagas. Recuerda que conocerás a muchas otras personas que están en el camino y, sólo por diversión, serán muy distintas de lo que tú esperas, pero te darán la oportunidad de mostrar todo el amor que puedes aportar. De vez en cuando, las cosas se pondrán difíciles, pero no estarás solo. Mantente en contacto.
Escribe, cuando puedas. Si necesitas algo, pídelo. Hasta la vista, por ahora. Ah, y no lo olvides: Serás responsable de cada acto, por pequeño que sea. Cuando regreses aquí, comprenderás mejor.”

Libro: En busca de luz interiormujerg

Cuál es mi edad

559408_387360781287477_924765918_n

La edad que tengo es la que siempre quise tener, ni un año más ni un año menos, sé que la edad marca unos límites en mi cuerpo y en la sociedad.

Tendré acaso 20, o tal vez 30, estoy en los 40 o en la experiencia de los 50, mejor quizás en la sabiduría de tener más de 60?. Me miro y digo, si no soy más que un adolescente, a los 20 bailo , a los 30 corro, a los 40 troto, a los 50 camino, pero a los 60 bailo, corro, troto y camino, ya que siempre ejercité mi cuerpo, porque el gran secreto de la edad consiste en tener siempre UNA MENTE CLARA EN UN CUERPO SANO Y UNA ALMA QUE NO TEMA A LA MUERTE, LIBRE DE LA ENVIDIA Y LA AVARICIA.

La edad es relativa cuando de sueños se trata, si es por el amor, bajaré la luna tenga yo 15 o tenga 70, a partir de hoy aprenderé a vivir con mi edad, porque ella marca la pauta de lo que es mi vida, no importa la edad que tenga lo que importa es la forma en que te encuentras y los sueños que persigues, se puede ser joven y sin ganas de vivir por no tener metas, o ser un anciano venerable que enseña su sabiduría a la juventud, día a día el reloj de arena de mi vida baja un grano, marcando siempre la inexorable distancia entre lo vivido y lo que he de vivir, debo hacer como dice Kipling, apreciar siempre el valor de los sesenta segundos que quedan entre la vida y la distancia final, sólo así podré contestar con certeza a la pregunta que me dice:  CUAL ES MI EDAD?

Y me responderé: Tengo la edad precisa para realizarme a mi mismo sin sentir cansancio ni arrepentimiento y terminaré concluyendo que la edad que tengo no es la que marcan mis años de vida sino las actitudes que tenga frente a ella

Aquietar la mente para activar nuestra creatividad

cascadas-sylvia-australia-waterfalls

La mente es esencialmente una máquina de supervivencia. Ataque y defensa contra otras mentes, recoger, almacenar y analizar información, eso es en lo que es buena, pero no es creativa en absoluto. Todos los artistas verdaderos, lo sepan o no, crean desde un lugar de no-mente, de quietud interior. La mente entonces da forma a la visión o impulso creativo. Incluso los grandes científicos han dicho que sus grandes logros creativos llegaron en un momento de quietud mental.

No fue por medio de la mente, del pensamiento, como el milagro de la vida sobre la tierra o el de su propio cuerpo, fueron creados y se sostienen. Hay claramente una inteligencia trabajando que es mucho más grande que la mente. ¿Cómo puede una simple célula humana que mide 1/1.000 de pulgada contener instrucciones en su ADN que llenarían mil libros de seiscientas páginas? Cuanto más aprendemos sobre el funcionamiento del cuerpo, más descubrimos cuán vasta es la inteligencia que funciona en él y qué poco conocemos. Cuando la mente se vuelve a conectar con esto, se vuelve una herramienta sumamente maravillosa. Entonces le sirve a algo más grande que ella misma.

Eckhart Tolle

Eckhart Tolle

Integridad

integridad

Integridad es la consistencia interna que viene de una honestidad rigurosa y de fuertes principios éticos. Supone reconocernos como un ser indiviso y completo. La integridad surge de la comprensión de que tenemos la capacidad de resistir debilidades tales como entrar bajo la influencia de los demás, dudar de nosotros mismos o caer ante el influjo de tentaciones o amenazas. Sabemos y experimentamos que nuestro espíritu no se puede romper. Nuestra base es el coraje y el auto-respeto. Vivimos nuestra vida siguiendo principios éticos claros y diáfanos, sobre los que hemos reflexionado en profundidad y que expresamos a través de nuestras palabras y comportamiento. Somos lo mismo interna que externamente.

Esto nos hace honestos y dignos de confianza. La integridad trae contentamiento. Contentamiento significa vivir una vida
en la que nos sentimos satisfechos, plenos y felices con aquello que hemos conseguido y disponemos. Nos sentimos en armonía con nuestra vida y logros. No somos avariciosos ni nos preocupamos por acumular sino que somos generosos.
Se dice: “Vive cada día como si fuera el último.” Se puede extender el significado de esta máxima a cada momento del día a través de la práctica de la honestidad y de un mayor reconocimiento de la importancia del tiempo.
Desde la integridad cambiamos nuestra visión del mundo y nuestra visión del ser en el momento en que nos damos cuenta de que somos, en esencia, un alma hermosa y llena de amor, y que todo depende de nuestra manera de pensar. De esta manera transformamos la visión de todo lo que nos rodea y la interpretación de los eventos y circunstancias.
También cambian nuestros sentimientos en relación a eventos del pasado. Emergemos la actitud y consciencia de integridad cuando repetidamente reconocemos la verdad de que somos un alma pura, pacífica y llena de  cualidades. Nos valoramos desde la percepción que desarrollamos de ser seres espirituales, nos valoramos desde la experiencia de nuestras cualidades internas y dejamos de buscar fuentes externas de validación.
Cuanto más nos enfocamos en nuestra relación con el Ser Supremo divino, más atraemos poder puro espiritual hacia nuestra alma. Esto nos capacita a manejar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones e interpretar nuestras percepciones sensoriales con sabiduría.
Necesitamos poder y fortaleza para tener integridad. El poder transformador positivo ha de provenir de una fuente externa a nosotros.
No podemos ir hacia nuestro interior y encontrar suficiente poder para la transformación porque nuestro espíritu se ha vaciado. No podemos extraer poder de otro ser humano porque también están vacíos y lo único que conseguimos con esa actitud son relaciones desequilibradas. La fuente de bondad y de poder para mantener la integridad es el Ser Supremo, porque está más allá de este universo material y no está sujeto a ninguna corrupción, deterioro o decadencia. El Ser Supremo es inmutable, siempre lleno y su poder no se reduce nunca. Meditación significa buscar y disfrutar la compañía del Ser Supremo a través de la mente, atraer poder espiritual hacia nosotros. La influencia divina que recibimos nos da fortaleza para emerger nuestra integridad. El recuerdo de Dios produce claridad en la conciencia y nos capacita para
convertirnos en amos y soberanos de nuestro mundo interno, devolviéndonos nuestro auto-respeto original.

Asociación Espiritual Brahma Kumaris