Mes: julio 2017

Aquello que deseas está más allá de tus miedos

El cambio

Escalar una montaña es una aventura con mucho aprendizaje. En una ocasión el guía nos dijo al grupo: A partir de aquí no hay retorno. Cuando levanté la mirada y vi que se iniciaba un trecho de montaña de roca muy pequeña y era imposible regresar por allí sentí mucho temor. Viví un momento de una “gran decisión”, regresaba al lugar de partida o continuaba hacia la meta. Si regresaba no pasaba nada. Si continuaba sabía que iba a disfrutar de hermosos paisajes, enfrentar riesgos, realizar hazañas. No estaría sola, caminaría acompañada, sin embargo sabía que las acciones para continuar eran personales.

Hay cosas que nunca se me olvidan. Haber atravesado  una roca de dos metros con precipicios a los dos lados, saltado un espacio vacío para sostenerme con el puño cerrado en un pequeño hoyo en la roca del otro lado fue una gran hazaña. También recuerdo el momento en que bajaba sostenida con una cuerda hacia una especie de valle y caminaba hacia un majestuoso lugar, pienso ahora que fue un regalo del Universo aquel día. El hecho de realizar esta aventura junto a mis amigos fue importante, siempre sentí que si algo era difícil, ellos estarían para apoyarme. Confiaba completamente en el guía, tenía experiencia.

Todo este recuerdo forma parte de una reflexión desde el campo al cual me dedico ahora, el Coaching.

Vienen a mi mente los rostros de aquellos seres que buscan mi apoyo y guía en las consultas. Son personas que dejan mucho aprendizaje para mi cambio personal y la invaluable experiencia en el campo profesional.

PROCESO DE CAMBIO

cambio

La vida es como esa experiencia de escalar una montaña.

Cuando una persona descubre que no se siente conforme en el lugar en el que está y decide ir en busca de un nuevo propósito, sueño o meta, transita un camino en el cual deberá tomar decisiones, correr riesgos, enfrentar desafíos, en definitiva, deberá atravesar un proceso. Podría desanimarse en el trayecto pues a veces no es fácil ya que la preocupación,  el miedo, el enfado, la frustración, la nostalgia pueden acompañarla por etapas al caminante. Sin embargo siempre encontrará personas que la apoyarán. La gratificación ante cada logro es ampliamente satisfactoria.

Cuando se decide realizar un cambio puede suceder que inclusive haya que apartarse de ciertas personas, dejar lugares habituales, salir de la zona de comodidad. Veo continuamente gente que quiere que se solucionen sus problemas de un día para otro, sin realizar cambios, sin dejar aquello que no le permite sentirse feliz.

Entonces se merece un aplauso quien decide emprender un proceso de cambio.  Debe saber que no estará sólo, el Universo entero se prepara para apoyarlo. Es importante mantenerse alerta, atento a las señales. Familiares, amigos, conocidos, libros, películas, frases, cursos, talleres, tv. serán canales a través de los cuales llegará la información correcta en el momento justo.

Acciones, decisiones, tiempo serán factores que formarán parte del proceso. Y la actitud es fundamental ante cada situación, entendiendo que un cambio es un proceso psicológico natural, permanente y contínuo en todo ser humano.

Se puede empezar con pequeñas cosas. Comprar ropa nueva, teñirse el cabello, visitar amigos, leer un libro, hacer una nueva formación, viajar, aprender a cocinar para alimentarse mejor, hacer yoga, meditar, pintar, escribir, colaborar en alguna fundación, cualquier cosa que movilice su cuerpo y mente.

Los cambios son buenos, no hay que temerlos pues traen grandes satisfacciones.

¡¡AQUELLO QUE DESEAS ESTA MAS ALLA DE TUS MIEDOS!!

Rita Altamirano