Etiqueta: sueños

Aquello que deseas está más allá de tus miedos

El cambio

Escalar una montaña es una aventura con mucho aprendizaje. En una ocasión el guía nos dijo al grupo: A partir de aquí no hay retorno. Cuando levanté la mirada y vi que se iniciaba un trecho de montaña de roca muy pequeña y era imposible regresar por allí sentí mucho temor. Viví un momento de una “gran decisión”, regresaba al lugar de partida o continuaba hacia la meta. Si regresaba no pasaba nada. Si continuaba sabía que iba a disfrutar de hermosos paisajes, enfrentar riesgos, realizar hazañas. No estaría sola, caminaría acompañada, sin embargo sabía que las acciones para continuar eran personales.

Hay cosas que nunca se me olvidan. Haber atravesado  una roca de dos metros con precipicios a los dos lados, saltado un espacio vacío para sostenerme con el puño cerrado en un pequeño hoyo en la roca del otro lado fue una gran hazaña. También recuerdo el momento en que bajaba sostenida con una cuerda hacia una especie de valle y caminaba hacia un majestuoso lugar, pienso ahora que fue un regalo del Universo aquel día. El hecho de realizar esta aventura junto a mis amigos fue importante, siempre sentí que si algo era difícil, ellos estarían para apoyarme. Confiaba completamente en el guía, tenía experiencia.

Todo este recuerdo forma parte de una reflexión desde el campo al cual me dedico ahora, el Coaching.

Vienen a mi mente los rostros de aquellos seres que buscan mi apoyo y guía en las consultas. Son personas que dejan mucho aprendizaje para mi cambio personal y la invaluable experiencia en el campo profesional.

PROCESO DE CAMBIO

cambio

La vida es como esa experiencia de escalar una montaña.

Cuando una persona descubre que no se siente conforme en el lugar en el que está y decide ir en busca de un nuevo propósito, sueño o meta, transita un camino en el cual deberá tomar decisiones, correr riesgos, enfrentar desafíos, en definitiva, deberá atravesar un proceso. Podría desanimarse en el trayecto pues a veces no es fácil ya que la preocupación,  el miedo, el enfado, la frustración, la nostalgia pueden acompañarla por etapas al caminante. Sin embargo siempre encontrará personas que la apoyarán. La gratificación ante cada logro es ampliamente satisfactoria.

Cuando se decide realizar un cambio puede suceder que inclusive haya que apartarse de ciertas personas, dejar lugares habituales, salir de la zona de comodidad. Veo continuamente gente que quiere que se solucionen sus problemas de un día para otro, sin realizar cambios, sin dejar aquello que no le permite sentirse feliz.

Entonces se merece un aplauso quien decide emprender un proceso de cambio.  Debe saber que no estará sólo, el Universo entero se prepara para apoyarlo. Es importante mantenerse alerta, atento a las señales. Familiares, amigos, conocidos, libros, películas, frases, cursos, talleres, tv. serán canales a través de los cuales llegará la información correcta en el momento justo.

Acciones, decisiones, tiempo serán factores que formarán parte del proceso. Y la actitud es fundamental ante cada situación, entendiendo que un cambio es un proceso psicológico natural, permanente y contínuo en todo ser humano.

Se puede empezar con pequeñas cosas. Comprar ropa nueva, teñirse el cabello, visitar amigos, leer un libro, hacer una nueva formación, viajar, aprender a cocinar para alimentarse mejor, hacer yoga, meditar, pintar, escribir, colaborar en alguna fundación, cualquier cosa que movilice su cuerpo y mente.

Los cambios son buenos, no hay que temerlos pues traen grandes satisfacciones.

¡¡AQUELLO QUE DESEAS ESTA MAS ALLA DE TUS MIEDOS!!

Rita Altamirano

 

 

 

Las tres preguntas. León Tolstoi

25ce259425ce259125ce259a25ce259525ce25a32b25ce25a025ce259f25ce259b25ce259525ce259c25ce259925ce25a325ce25a425ce259525ce25a32b1

Cierto emperador pensó un día que si conociera la respuesta a las siguientes tres preguntas, nunca fallaría en ninguna cuestión. Las tres preguntas eran:

¿Cuál es el momento más oportuno para hacer cada cosa?

¿Cuál es la gente más importante con la que trabajar?

¿Cuál es la cosa más importante para hacer en todo momento?

El emperador publicó un edicto a través de todo su reino anunciando que cualquiera que pudiera responder a estas tres preguntas recibiría una gran recompensa, y muchos de los que leyeron el edicto emprendieron el camino al palacio; cada uno llevaba una respuesta diferente al emperador.

Como respuesta a la primera pregunta, una persona le aconsejó proyectar minuciosamente su tiempo, consagrando cada hora, cada día, cada mes y cada año a ciertas tareas y seguir el programa al pie de la letra. Solo de esta manera podría esperar realizar cada cosa en su momento. Otra persona le dijo que era imposible planear de antemano y que el emperador debería desechar toda distracción inútil y permanecer atento a todo para saber qué hacer en todo momento. Alguien insistió en que el emperador, por sí mismo, nunca podría esperar tener la previsión y competencia necesaria para decidir cada momento cuándo hacer cada cosa y que lo que realmente necesitaba era establecer un «Consejo de Sabios» y actuar conforme a su consejo.

Alguien afirmó que ciertas materias exigen una decisión inmediata y no pueden esperar los resultados de una consulta, pero que si él quería saber de antemano lo que iba a suceder debía consultar a magos y adivinos.

Las respuestas a la segunda pregunta tampoco eran acordes. Una persona dijo que el emperador necesitaba depositar toda su confianza en administradores; otro le animaba a depositar su confianza en sacerdotes y monjes, mientras algunos recomendaban a los médicos. Otros que depositara su fe en guerreros.

La tercera pregunta trajo también una variedad similar de respuestas. Algunos decían que la ciencia es el empeño más importante; otros insistían en la religión e incluso algunos clamaban por el cuerpo militar como lo más importante.

Y puesto que las respuestas eran todas distintas, el emperador no se sintió complacido con ninguna y la recompensa no fue otorgada.

Después de varias noches de reflexión, el emperador resolvió visitar a un ermitaño que vivía en la montaña y del que se decía que era un hombre iluminado. El emperador deseó encontrar al ermitaño y preguntarle las tres cosas, aunque sabía que él nunca dejaba la montaña y se sabía que solo recibía a los pobres, rehusando tener algo que ver con los ricos y poderosos. Así pues el emperador se vistió de simple campesino y ordenó a sus servidores que le aguardaran al pie de la montaña mientras él subía solo a buscar al ermitaño.

Al llegar al lugar donde habitaba el hombre santo, el emperador le halló cavando en el jardín frente a su pequeña cabaña. Cuando el ermitaño vio al extraño, movió la cabeza en señal de saludo y siguió con su trabajo. La labor, obviamente, era dura para él, pues se trataba de un hombre anciano, y cada vez que introducía la pala en la tierra para removerla, la empujaba pesadamente.

El emperador se aproximó a él y le dijo:

—He venido a pedir tu ayuda para tres cuestiones:

¿Cuál es el momento más oportuno para hacer cada cosa?

¿Cuál es la gente más importante con la que trabajar?

¿Cuál es la cosa más importante para hacer en todo momento?

El ermitaño le escuchó atentamente pero no respondió. Solamente posó su mano sobre su hombro y luego continuó cavando. El emperador le dijo:

—Debes estar cansado, déjame que te eche una mano.

El eremita le dio las gracias, le pasó la pala al emperador y se sentó en el suelo a descansar.

Después de haber acabado dos cuadros, el emperador paró, se volvió al eremita y repitió sus preguntas. El eremita tampoco contestó sino que se levantó y señalando la pala dijo:

—¿Por qué no descansas ahora? Yo puedo hacerlo de nuevo.

Pero el emperador no le dio la pala y continuó cavando. Pasó una hora, luego otra y finalmente el sol comenzó a ponerse tras las montañas. El emperador dejó la pala y dijo al ermitaño:

—Vine a ver si podías responder a mis tres preguntas, pero si no puedes darme una respuesta, dímelo, para que pueda volverme a mi palacio.

El eremita levantó la cabeza y preguntó al emperador:

—¿Has oído a alguien corriendo por allí?

El emperador volvió la cabeza y de repente ambos vieron a un hombre con una larga barba blanca que salía del bosque. Corría enloquecidamente presionando sus manos contra una herida sangrante en su estómago. El hombre corrió hacia el emperador antes de caer inconsciente al suelo, dónde yació gimiendo. Al rasgar los vestidos del hombre, emperador y ermitaño vieron que el hombre había recibido una profunda cuchillada. El emperador limpió la herida cuidadosamente y luego usó su propia camisa para vendarle, pero la sangre empapó totalmente la venda en unos minutos. Aclaró la camisa y le vendó por segunda vez y continuó haciéndolo hasta que la herida cesó de sangrar.

El herido recuperó la conciencia y pidió un vaso de agua. El emperador corrió hacia el arroyo y trajo un jarro de agua fresca. Mientras tanto se había puesto el sol y el aire de la noche había comenzado a refrescar. El eremita ayudó al emperador a llevar al hombre hasta la cabaña donde le acostaron sobre la cama del ermitaño. El hombre cerró los ojos y se quedó tranquilo. El emperador estaba rendido tras un largo día de subir la montaña y cavar en el jardín y tras apoyarse contra la puerta se quedó dormido. Cuando despertó, el sol asomaba ya sobre las montañas.

Durante un momento olvidó donde estaba y lo que había venido a hacer. Miró hacia la cama y vio al herido, que también miraba confuso a su alrededor; cuando vio al emperador, le miró fijamente y le dijo en un leve suspiro:

—Por favor, perdóneme.

—Pero ¿qué has hecho para que yo deba perdonarte? —preguntó el emperador.

—Tú no me conoces, majestad, pero yo te conozco a ti. Yo era tu implacable enemigo y había jurado vengarme de ti, porque durante la pasada guerra tú mataste a mi hermano y embargaste mi propiedad. Cuando me informaron de que ibas a venir solo a la montaña para ver al ermitaño decidí sorprenderte en el camino de vuelta para matarte. Pero tras esperar largo rato sin ver signos de ti, dejé mi emboscada para salir a buscarte. Pero en lugar de dar contigo, topé con tus servidores y me reconocieron y me atraparon, haciéndome esta herida. Afortunadamente pude escapar y corrí hasta aquí. Si no te hubiera encontrado seguramente ahora estaría muerto. ¡Yo había intentado matarte, pero en lugar de ello tú has salvado mi vida! Me siento más avergonzado y agradecido de lo que mis palabras pueden expresar. Si vivo, juro que seré tu servidor el resto de mi vida y ordenaré a mis hijos y a mis nietos que hagan lo mismo. Por favor, majestad, concédeme tu perdón.

El emperador se alegró muchísimo al ver que se había reconciliado fácilmente con su acérrimo enemigo, y no solo le perdonó sino que le prometió devolverle su propiedad y enviarle a sus propios médicos y servidores para que le atendieran hasta que estuviera completamente restablecido.

Tras ordenar a sus sirvientes que llevaran al hombre a su casa, el emperador volvió a ver al ermitaño. Antes de volver al palacio el emperador quería repetir sus preguntas por última vez; encontró al ermitaño sembrando el terreno que ambos habían cavado el día anterior.

El ermitaño se incorporó y miró al emperador.

—Tus preguntas ya han sido contestadas.

—Pero, ¿cómo? —preguntó el emperador confuso.

—Ayer, si su majestad no se hubiera compadecido de mi edad y me hubiera ayudado a cavar estos cuadros, habría sido atacado por ese hombre en su camino de vuelta. Entonces habría lamentado no haberse quedado conmigo. Por lo tanto el tiempo más importante es el tiempo que pasaste cavando los cuadros, la persona más importante era yo mismo y el empeño más importante era el ayudarme a mí…

»Más tarde, cuando el herido corría hacia aquí, el momento más oportuno fue el tiempo que pasaste curando su herida, porque si no le hubieses cuidado habría muerto y habrías perdido la oportunidad de reconciliarte con él. De esta manera, la persona más importante fue él y el objetivo más importante fue curar su herida…

»Recuerda que solo hay un momento importante y es ahora. El momento actual es el único sobre el que tenemos dominio. La persona más importante es siempre con la persona con la que estás, la que está delante de ti, porque quién sabe si tendrás trato con otra persona en el futuro. El propósito más importante es hacer que esa persona, la que está junto a ti, sea feliz, porque es el único propósito de la vida.

FIN

 

Despertar es amarte a ti mismo con tus límites y con tus experiencias

Aang_consulta_a_Yangchen

Si ya has despertado y ves como duermen los demás a tu alrededor, entonces camina en puntillas, respeta su sueño y descubre la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos.

Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de tu brillo los ayudará a despertar sin necesidad de que hagas nada. Si aún duermes, relájate y disfruta tu sueño… estás siendo arrullado y cuidado.

Despertar no es un acto de magia, aunque llena de magia tu vida. Despertar no tiene nada que ver con tu mundo externo, aunque todo lo que te rodea parece tener un nuevo brillo.

Despertar no cambia tu vida, si bien sientes que todo ha cambiado. Despertar no borra tu pasado, pero al mirar atrás lo percibes como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sientes que ese alguien ya no eres tu.

Despertar no despierta a tus seres queridos, pero ellos se ven más divinos ante tus ojos.

Despertar no sana todas tus heridas, pero ellas dejan de gobernarte.

Despertar no soluciona tu situación financiera, pero te sientes millonario. Despertar no te hace más popular, pero ya no vuelves a sentirte solo.

Despertar no te embellece ante los ojos de los demás, pero te hace perfecto ante tu propia mirada. Despertar no te da más poder, pero descubres el poder que tienes.

Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te da la libertad de ser tu mismo. Despertar no cambiará el mundo, te cambiará a tí.

Despertar no quita responsabilidad, muy por el contrario te da conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones.

Despertar no te hace tener siempre la razón, más bien ya no sientes deseos de tenerla. Despertar no trae caudales de amor a tu vida, descubres que ese caudal habita en ti.

Despertar tiene poco que ver con lo que imaginas y tiene todo que ver con el Amor. Despertar es amarte a ti mismo, con tus límites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar a la existencia. Sí, amar esta bella vida tan sorprendente y variada en todos sus matices. Permítete disfrutar de la experiencia de ser el maravillosos Ser que ya eres. Tu vida es un acto sagrado, pues es la creación del Dios que hay en ti, que eres tu.”

Autor Desconocido

CUATRO MIEDOS QUE CONTROLAN TU VIDA

miedo

1. MIEDO A LA SOLEDAD

Hay dos opciones que se pueden considerar:

La primera es que el ego trabaja en su banal causa de hacerte creer que realmente estás solo, que tu estás unido a los demás, con el fin de sentirte protagonista de la vida y encontrar el reconocimiento, en todos los niveles que te imagines, en la familia, en la pareja, en el grupo de amistades, en el trabajo y en la sociedad.

La segunda opción es que el Espíritu desea que recuerdes que eres parte de una Totalidad. Que tu siempre estás unido a la energía integradora de Dios, que se manifiesta en una llama interior que tu posees, una luz que debes expandir. Cuando le das fuerza a esa luz interior, comienzas a mirar con los ojos de tu corazón y empiezas a ser consciente de que siempre tienes compañía. Es la compañía con tu ser interior y con tu Creador Supremo. Llegarás a comprender que la soledad es una maravillosa oportunidad de la vida para compartir contigo mismo; y justamente en este momento, empezarán a aparecer aquellas personas que vibrarán con tu misma sintonía e intensidad.

2. MIEDO A LA ESCASEZ

Superar el miedo a estar escaso, sin dinero u oportunidades para ser cada vez más abundante, requiere de un trabajo contigo mismo. Debes darte la oportunidad para considerar que tus emociones sientan ese “deseo de merecer lo mejor para tu vida”. El sentimiento de víctima, es una señal de que el fantasma del miedo esta invadiéndote. Hay una palabra de siete letras que, cuando la repites, empieza a dar claridad al estado de abundancia que hoy tienes. Esta palabra es “GRACIAS”. Cuando agradeces por todo cuanto tienes en este momento y por lo que llegará a ti, comienzas a ser perceptible de todas las cosas que Dios te ofrece cada día. Gracias Dios por abrir los ojos este día de hoy, por poder respirar un día más. Gracias por la cama donde duermo, por las situaciones que parecen adversas; pero me Dejan sabiduría. Gracias Dios por la sonrisa que me regalo esa persona que no conozco. Gracias Dios por Tener trabajo, por la comida caliente, por la taza de cafe. Agradece y, en poco tiempo, todos tus deseos comenzaran a materializarse.

3. MIEDO A LA ENFERMEDAD

La enfermedad es un desequilibrio de tu estado de conciencia. Cuando empiezas a sentirte débil, está claro que perdiste tu fortaleza interior. “Enfermedad”, es una palabra compuesta del latin “in-firmus”, que significa “Sin Firmeza”. Si comienzas a erradicar las auto-culpas, estarás dejando las cárceles del saboteo mental y te liberarás de estas ataduras.

El filósofo Platón dijo: “mente sana en cuerpo sano”.

Piensa positivo respecto de ti mismo.

La enfermedad se contagia, perjudicando a otro ser, como se puede contagiar la salud. Reconcíliate con el pasado, perdona íntimamente en tu corazón todos los sucesos de dolor y llena tu corazón de alegría, perdón y paz. Permanece también en silencio, porque Dios te hablará en este espacio de meditación.

El remedio para la enfermedad es el Amor. Te daras cuenta que, de todos los medicamentos, el amor también crea adicción. Conviértete en un “adicto al amor”, llénate de amor, ya que nadie puede otorgar lo que no tiene, da amor y recibirás a cambio amor. Estarás cada vez mas sano y lleno de vitalidad. El mundo necesita que estés saludable, para poder cumplir tu rol de ser un gestor de cambios en este planeta, que necesita curar su alma.

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es que, cuando Dios lo disponga, partiremos de esta vida, no antes ni después. Cuando el médico nos da la primera nalgada para que comencemos a respirar, se activa la cuenta regresiva; ese tic-tac que nos indica que vamos yendo hacia el día que debamos “parar”. Es por eso que la vida es un constante “Pre-parar”, es decir, una invitación a trascender en cada instante vivido, hasta que llegue tu turno de “parar”.

4. MIEDO A LA MUERTE

Cierra tus ojos un momento e imagina que hace una semana que has muerto y que estás en el cementerio visitando tu propia tumba. Miras tu lapida y lees tu nombre, tus fechas de nacimiento y de partida de este mundo. A continuación, piensa en cual es la frase que escribiría la humanidad acerca de ti, en tu propia lapida: Qué dirían de ti? Que fracasaste en muchas de las áreas de tu vida?; Que la gente agradece que hayas partido, porque les hiciste la vida amarga?; o Qué sienten profundamente tu partida y que dejaste un espacio vacío en la humanidad, que nunca nadie podrá llenar? Qué diste? Qué cediste? Qué donaste? A quién ayudaste? ¿De qué te privaste?

Escribe en un papel que es lo que deseas que quede grabado en la piedra, cuando partas de este mundo. Trabaja, día tras día, para acercarte a este enunciado que declaras.

El miedo a la muerte se supera, cuando tu meta es proyectarte en la Trascendencia de tu entrega, bondad, generosidad, desprendimiento, altruismo, amor al prójimo, capacidad de despojarte, sin condiciones, sin esperar retribuciones, que vivirá en la memoria y los corazones de quienes hiciste contacto en la vida e hiciste felices.

Tomado de “Kapulli y Temazcal, antigua sabiduría Tolteca”

Si ya sabes a donde quieres ir, mantén la intención

dias

Somos las manos, el corazón y la mente del proceso evolutivo. Como auxiliares de la energía de fuerza vital, es necesario que podamos sostener la intención original de cómo queríamos que avanzara nuestra vida y cómo queríamos aportar algo al mundo. Muchos han olvidado que nacimos con sueños. Cuando estamos “en el vacío” y parece que nada ocurre, es preciso recordar que son necesarias las etapas para alcanzar la integración, la reflexión y el refinamiento de nuestra visión. Mediante la visualización, fortalezcamos nuestra fe en un  universo con un fin.  Mas, ¿visualizar qué? La vida presenta continuamente una opción respecto de dónde ubicar nuestra atención y nuestra intención. ¿Cómo elegimos? Cuando la energía fluye a través de nosotros nos vemos atraídos hacia situaciones y personas distintas. ¿Cómo nos mantenemos en camino? Las intuiciones surgen en nuestra mente, una sincronicidad abre una nueva dirección o recibimos la gracia de dones inesperados. ¿Qué hacemos con lo que recibimos?

No existe una receta ni una respuesta. Sí hay preguntas. Pregúntese: “¿Qué quiero hacer?”, “¿Qué me impide hacerlo?”. No olvide establecer su intención para alcanzar su ideal, y luego busque las pistas que el universo le da. Si está ocupado diciéndose: “Esto no me da resultado”, “La vida es tonta y aburrida”, no está ayudando al universo a entregar sus bienes. Nuestras creencias son la historia que nos contamos interiormente, y la historia se despliega en las primeras planas del kiosco de nuestra vida.

Sostener la Visión Global pasa a ser una idea abstracta a menos que nos conectemos de manera significativa con la vida cotidiana. Si sólo nos  concentramos en los hechos literales del mundo, nos perdemos los mensajes más profundos. Adquiera el hábito de buscar en el mundo la lección, el comentario más amplio.

Por ejemplo, si le molesta la basura adherida al cerco del lote baldío que linda con su casa, ¿qué no está sucediendo en su barrio? ¿Qué está sucediendo? ¿Cuál es la situación más global? Para hallar sentido en las actividades de todos los días, entrelacemos el mundo común con el mundo simbólico oculto más profundo.

A través de la historia llegamos a encontrar nuestro lugar en el mundo, ya se trate de una poesía infantil o una epopeya mítica o un informe de la policía sobre un asesinato. Las historias iluminan los principios espirituales mediante los cuales la humanidad vive y evoluciona. Por lo tanto, lo exhortamos a ingresar con nosotros en este campo del conocimiento. Hagamos que este libro sea un puente entre la vida de todos los días y la Visión Global. Cada uno lo logrará si concentra su atención, sus interrogantes y percepciones en las historias que aparecen en este libro. Empiece a percibir historias en su propia vida y las vidas de las personas que vaya encontrando a lo largo del camino. Las historias y los conceptos contenidos aquí apuntan a estimularlo a recordar la verdad de lo que significa estar en la vida terrenal. Si estamos realmente  presentes en nuestro mundo, debemos responder. Cuando respondemos, dejamos de estar paralizados: podemos ver opciones. Podemos asumir responsabilidades. Luego, podemos cambiar.

A usted le corresponde escribir su viaje, la historia de su vida. Y al  escribirla, también está creando una parte de la historia del mundo. Elmer Schettler, un agricultor que cultiva soja en lowa, describe la nueva actitud que está desarrollándose en su vida: “En estos últimos años, he estado cada vez más en contacto con mi lado espiritual. Estoy empezando a ver que el mundo es misterioso e interesante y no sólo un lugar para tratar de que ocurran determinadas cosas”. La visión de Elmer refleja un cambio del esfuerzo á la observación de lo que pasa. Afirma: “Para mí, la vida va desplegándose, no tiene que ver con trabajar más. Estoy dejando de lado esa vieja ética puritana. Quiero ser más interactivo con el Universo y permitir que me diga lo que me tiene reservado”.

“En esos días en que las cosas no salen como yo esperaba -continúa Elmer-, cuando me siento frustrado por personas en las que confío y no hacen lo que deben, me pregunto: `¿Por qué pienso que debo resolver esto?

¿Cuál es mi objetivo a largo plazo? ¿Cuál es el verdadero sentido de lo que está pasando?’. Entonces respiro  hondo, me relajo un momento y me conecto de nuevo con mi centro interior. Esto me permite retroceder un minuto. Me recuerdo que no quiero sólo trabajar más, o sentir que debo conocer todas las respuestas. Me recuerdo que mi vida está  desplegándose. Busco algo para disfrutar: un atardecer, nubes, una foto de mi familia, y alimento esa parte de mí mismo.

“A veces, cuando necesito ayuda con un problema específico, lo escribo, me lo pongo en el bolsillo y lo dejo pasar. Durante el día, busco pequeñas cosas que confirmen que voy por el buen camino. Como el otro día en el gimnasio, cuando quise hacer rápidamente una lista de cosas para realizar. Tenía papel, pero no lápiz. Miré en dirección a un aparato y alguien había dejado una lapicera. Una cosa pequeñísima, pero me hizo feliz.”

JAMES REDFIELD & CAROL ADRIENNE

Puedo alcanzar mi sueño cambiando mis patrones de pensamiento

Definitivamente si. He logrado entender que el pensamiento pasa por un proceso interno a través de nuestro cerebro consciente e inconsciente. Y por qué no se cumplen los sueños, deseos, propósitos que todo el mundo tenemos,  cuando existe la creencia de que el Universo conspira para que sea realicen  los sueños?  Las creencias son más poderosas que los deseos.

Es en nuestra mente o cerebro  consciente donde ocurre la imaginación, donde nacen las visiones y los sueños, donde se eligen nuevos caminos, donde se corren nuevos riesgos y donde se exploran nuevas iniciativas.  La mente consciente puede ejercer un control muy estricto pero sólo a corto plazo. Su habilidad de procesamiento es muy limitada.  Ahora para que se hagan realidad es necesario imprimir esos deseos en la mente inconsciente porque es ella la que da seguimiento a los cientos de acciones necesarias para lograrlos.

Y cómo lo hago sería la siguiente pregunta?

Primero veamos que  lo que percibe el cerebro consciente no es lo mismo que lo que percibe el cerebro inconsciente

Es preciso que aprendamos que el cerebro consciente   procesa 2.000 bits de los 400.000millones de bits de información que recibe cada segundo a través de los sentidos y los convierte en aquello que percibimos.  El resto de bits los procesa nuestro cerebro inconsciente.  Podemos ver esto en un ejemplo:  lo que vemos no es lo que nuestros ojos pueden detectar sino aquello que determinan los patrones neurológicos de nuestro cerebro. Por eso vemos que muchas personas viendo un mismo objeto lo describen de distinta forma. Entonces  no somos conscientes de la mayor parte de la información que recibimos pues los 399.999.999.999 de bits van directamente al cerebro inconsciente.

Concluyamos en este punto que el Cerebro Consciente es el que piensa y razona y a través del cual ejercemos nuestro libre albedrío. Es el lugar donde elaboras nuevas creencias pero no es allí donde se alojan. Es maravilloso diseñando planes, elaborando estrategias.

Pero existe  la otra parte de nuestro cerebro: el Cerebro Inconsciente que es donde se ubican nuestros hábitos tanto físicos como mentales, creencias, paradigmas: manejamos, caminamos, comemos, escribimos en nuestros computadores sin ponernos a pensar cómo lo tenemos que hacer. Recuerdo que cuando iba de mi casa a la oficina que quedaba relativamente cerca me asombraba cómo llegué  si no iba pendiente del camino que debía tomar, eso me pasaba muchas veces.

Lamentablemente la información que guardamos aquí es en su mayor parte limitante, negativa  está basada en aquello que aprendimos de nuestro entorno cercano lleno de falsos paradigmas.

Una vez que sabemos que existen estas dos áreas y sus particulares funciones en nuestro cerebro nos habremos dado cuenta que no es suficiente con sólo pensar para que nuestros deseos se hagan realidad.

Darse cuenta es un buen paso!!!!!

Cómo hago para cambiar mi programación en el subconsciente?

Existe una red nerviosa llamada Sistema de Activación Reticular que es como un portero en la puerta de la mente y está ubicada en la base del cerebro cuya función es la de llevar la información de lo que siento, huelo, veo, saboreo, escucho,  hacia la parte de mi cerebro encargada de buscar los patrones de información y envía en milésimas de segundo  una señal al cerebro consciente para indicarme que algo importante está sucediendo. Si esta red no  está programada para lo que REALMENTE QUIERO no lograré captar todas las oportunidades, recursos, conexiones que me podrían ayudar a alcanzar la meta o podía pasar también  que estaba programada con lo que NO QUIERO y entonces eso es precisamente lo que siempre voy a encontrar a cada paso por la vida (aquí radica el por qué reincidimos y caemos una y otra vez en situaciones, relaciones, negocios, experiencias que no queremos).  Entonces lo que tenemos que hacer es entrenar a esta red a que se fije en lo que SI QUEREMOS y no en lo que NO QUEREMOS, es decir que se enfoque en las solución y no en el problema.

Hay otro mecanismo inconsciente en el cerebro que es como un piloto automático, lo llaman Punto Programado y se activa  ante cualquier cambio que nos quiera sacar de nuestra zona de comodidad, enviando una señal hacia el resto del sistema nervioso y el cerebro al recibirla como duda, temor o ansiedad,  de inmediato interpreta ese sentimiento como una señal peligrosa.

Puede ser un mecanismo de supervivencia claro está. Sin embargo también puede producir temor y obstaculizar nuestros esfuerzos por alcanzar nuestros propósitos.  O nos  puede estar diciendo  que esa sensación de riesgo y crecimiento que vienen con ese deseo  es parte de las nuevas y renovadoras experiencias.  No necesariamente nos está diciendo que hay un peligro en aquellos cambios que queremos hacer sino que simplemente nos alerta que estamos recorriendo un territorio desconocido. Solamente eso.

Cómo lo utilizamos a nuestro favor?

Debemos modificar nuestra conducta es necesario ir a la fuente que son esos hábitos negativos que están ubicados en el subconsciente. Temores, incertidumbres, dudas siempre habrán sin embargo deberás seguir adelante de todas maneras.

Y si no lo hacemos, simplemente cada vez que hagamos algo  significativo para a lograr un propósito,  un mecanismo se activará y provocará que retrocedamos hacia nuestra zona de confort, hacia nuestros pensamientos limitantes que son quienes a la larga determinan todo aquello que vivimos.

Conclusión:

  1. Enfocarnos en la solución y no en el problema
  2. Modificar aquellos hábitos que sabemos son los causantes de que no tomemos acciones
  3. Crea tu sueño o deseo como una experiencia vívida, no visualizándote en tercera persona, vívelo en primera persona, siéntete parte de eso que anhelas.

Por último te diría que recuerdes algo que hayas hecho que te elevó la adrenalina, como por ejemplo casarte, tener tu hijo, comprarte un auto, una casa, lograr el empleo deseado y que reconozcas que eres capaz de hacer cosas grandiosas y que siempre que percibas temor, resistencia significa que estás creciendo.

Con amor desde mi corazón

Rita Altamirano

Puedo lograr mis sueños???????????????

Antes de dormir pide protección

Cuando te vayas a dormir en la noche, date unos minutos antes de dormir para pedir que La Luz esté contigo durante la noche y pide que la Luz te proteja en las otras dimensiones.

Di a ti mismo que si ves algo negativo (ya sea que tenga que ver contigo personalmente, con situaciones en el mundo o lo que sea) inmediatamente, en tus sueños, pedirás La Luz y protección y usarás dicha Luz para dispersar cualesquier entidades o actos negativos. mujer

John Roger

EN DONDE TE ENCUENTRAS: ZONA DE CONFORT O EN UN CAMBIO

DSC01462
Lo que lograste algún día puede llevarte a vivir en una zona de confort. Fue una conquista que requirió muchos sacrificios, dedicación, pasión y compromiso. Lo incómodo de esta zona es quedarse ahí. Aprender a manejar, a nadar, comenzar en un nuevo empleo, iniciar una nueva relación, construir tu propio negocio, un nuevo amigo son ejemplos de situaciones que nos han llevado a vivir incertidumbre, desasosiego y a movernos de lo placentero a lo incómodo.
El temor al cambio es propio de la naturaleza humana, una ley inexorable, sin embargo deberíamos volver un hábito realizar cambios puesto que todo cambia: el pensamiento, el clima, los años, el día se vuelve noche, el invierno verano, cada célula de nuestro cuerpo, emociones y sentimientos, el micro y el macro cosmos, el mismo Universo está en constante desplazamiento. Por qué hemos de temer si todo en esta vida es un cambio.
Cuántas situaciones que nos parecen imposibles podríamos alcanzarlas, cuantas nuevas historias crearíamos, Dar el salto entre querer y hacer requiere valentía y decisión mas los frutos que se cosechan son grandemente satisfactorios.
Realizar cambios requiere controlar nuestras emociones y sentimientos para lograr una fuerte actitud positiva. La creatividad sale a relucir en las personas adaptadas a los cambios. Llegar a sentirse pleno y feliz es producto de haber vivido muchos cambios.
Probablemente al lograr un cambio ingreses nuevamente en otra zona de confort pero eso es la vida. Cambios-Logros-Disfrutar y volverse a mover hacia un nuevo ciclo.
Con amor desde mi corazón

Rita Altamirano C.
Grandeza del Ser

Fotografía: Ashram de Sahaj Marg

Himalayas-India

MI OBSERVADOR Y YO

Quién es el que mira, observa, aprecia? Conclusión: mi alma o espíritu es quien OBSERVA. Hoy reflexiono acerca de eso. Cómo veo el mundo, cómo veo a las personas, cómo veo las situaciones concretas que hoy estoy viviendo? Si el mundo es un reflejo de mi yo interior entonces creo que debo replantearme cosas en aquellas situaciones que no me están permitiendo sentirme realizada o realizado y deberé además continuar con pasión en aquello que me hace vibrar.

Tantos casos he visto de personas que viven engañándose a si mismas y no aceptan que su mundo lo están creando ellas mismas y no quieren asumir la responsabilidad que implica por ejemplo la paternidad, el compromiso que conlleva un trabajos o lo contrario también, trabajando hasta dieciocho horas diarias como le escuchaba a una persona hace una semana, negándose a sí misma a vivir, o viviendo en un sitio que no me gusta o simplemente pasar la vida queriendo hacer algo y no hacerlo. Si no cambio mis pensamientos y comportamientos, nada va a cambiar.

No puedo pasarme la vida culpando a mi mamá o papá que no me dieron amor y por eso yo ahora no sé cómo llevar una buena relación con las personas de mi entorno o a mis hijos que no me respetan y no hacen lo que yo les digo o a mi jefe que es muy malas pulgas y por eso el ambiente de trabajo es insoportable o a mi familia que me rechaza y me hace sentir muy mal o a mis amigos que no me aceptan como soy y etc. etc. etc. etc. y peor aún culpar al clima lluvioso que no me permite salir a trabajar, a la mala suerte que siempre me acompaña o a la inflación que no me permite vivir con una buena calidad de vida o al gobierno que ha empobrecido tanto a la Nación. Son sólo unos ejemplos de cómo podemos lanzar la pelotita para medio tranquilizar nuestras conciencias y tratar de convencernos a nosotros mismos que todo lo que hacemos está perfecto.

Pero la realidad no es así, yo tengo absoluta y plena responsabilidad sobre todo, COMPLETAMENTE TODO lo que me sucede y vivo cada día. Y si no lo asumo así, no va a cambiar nada, moriré de viejo triste, sólo, pobre y sintiéndome rechazado por quienes creía que debían amarme y peor aún vivir una vida como un ser inherte.

A través de las vivencias y aprendizajes a nivel humano y espiritual he podido comprender cuán importante es pararse del diario vivir por un momento y convertirse en el OBSERVADOR de uno mismo. Ese observador me va a permitir ubicarme en qué sitio me encuentro ahora y SIN JUZGARME podré tomar los correctivos a cada situación.

Espero que esta reflexión que hoy me he hecho sirva para mirarnos en qué punto de este maravillos espacio-tiempo estamos viviendo.

Y como siempre digo nuestra esencia es el amor, simplemente permitamos que ese amor fluya desde nuestro interior en todo momento

Los abrazo desde mi alma
YOEN INDIA

Al conocerme me acepto

Cada día le agradezco a Dios por las personas que pone en mi camino sobre todo cuando logro aprender a través de ellas. Y por eso amo y respeto a cada ser humano indistintamente de quien sea o lo que sea a los ojos del mundo o a mis propios ojos, por el simple hecho de que me veo en los demás y veo a los demás en mí  misma. Cada ser es tan importante en mi vida que lo siento un maestro.

Además creo que la comprensión del papel y la relación que tenemos con cada persona nos ayuda a entender que estamos viendo otra versión de nosotros mismos. “Tú y yo somos lo mismo, Yo soy Aquello que tú eres “.

Considero que las personas contribuyen en la evolución espiritual. Pienso por ejemplo en las relaciones de padres, hijos, amigos, relaciones amorosas son relaciones espirituales que nos permiten transformarnos y vivir experiencias de amor, paz, fortaleza, enamoramiento y también vulnerabilidad. Es a través de estas relaciones que podemos descubrir nuestras fortalezas y debilidades, nuestras capacidades y deficiencias.

Cuando nos sentimos atraídos hacia alguien, ese alguien posee características similares a las nuestras y por eso sentimos el deseo de estar en su compañía, porque inconcientemente junto a esa persona manifestamos con mayor intensidad esas características.

También está el caso de que hay personas a quienes rechazamos. Hay algo que  me cuestionaba hace un tiempo y ahora lo he logrado entender. Cuando rechazo a una persona estoy rechazando algo de ella que lo tengo yo y no lo acepto. Entiendo si a alguien le molesta esta afirmación. Esto me ha permitido conocer mejor mi naturaleza y aceptar que soy un ser humano común y corriente y por tanto poseo  características “positivas y negativas” (lo he puesto entre paréntesis porque no me gusta etiquetar como positivo o negativo, bueno o malo).

Al conocerme he aprendido a aceptarme como un ser perfectamente imperfecto , a entender que soy completa.

Un abrazo desde mi almaatre