Etiqueta: libertad

Aquello que deseas está más allá de tus miedos

El cambio

Escalar una montaña es una aventura con mucho aprendizaje. En una ocasión el guía nos dijo al grupo: A partir de aquí no hay retorno. Cuando levanté la mirada y vi que se iniciaba un trecho de montaña de roca muy pequeña y era imposible regresar por allí sentí mucho temor. Viví un momento de una “gran decisión”, regresaba al lugar de partida o continuaba hacia la meta. Si regresaba no pasaba nada. Si continuaba sabía que iba a disfrutar de hermosos paisajes, enfrentar riesgos, realizar hazañas. No estaría sola, caminaría acompañada, sin embargo sabía que las acciones para continuar eran personales.

Hay cosas que nunca se me olvidan. Haber atravesado  una roca de dos metros con precipicios a los dos lados, saltado un espacio vacío para sostenerme con el puño cerrado en un pequeño hoyo en la roca del otro lado fue una gran hazaña. También recuerdo el momento en que bajaba sostenida con una cuerda hacia una especie de valle y caminaba hacia un majestuoso lugar, pienso ahora que fue un regalo del Universo aquel día. El hecho de realizar esta aventura junto a mis amigos fue importante, siempre sentí que si algo era difícil, ellos estarían para apoyarme. Confiaba completamente en el guía, tenía experiencia.

Todo este recuerdo forma parte de una reflexión desde el campo al cual me dedico ahora, el Coaching.

Vienen a mi mente los rostros de aquellos seres que buscan mi apoyo y guía en las consultas. Son personas que dejan mucho aprendizaje para mi cambio personal y la invaluable experiencia en el campo profesional.

PROCESO DE CAMBIO

cambio

La vida es como esa experiencia de escalar una montaña.

Cuando una persona descubre que no se siente conforme en el lugar en el que está y decide ir en busca de un nuevo propósito, sueño o meta, transita un camino en el cual deberá tomar decisiones, correr riesgos, enfrentar desafíos, en definitiva, deberá atravesar un proceso. Podría desanimarse en el trayecto pues a veces no es fácil ya que la preocupación,  el miedo, el enfado, la frustración, la nostalgia pueden acompañarla por etapas al caminante. Sin embargo siempre encontrará personas que la apoyarán. La gratificación ante cada logro es ampliamente satisfactoria.

Cuando se decide realizar un cambio puede suceder que inclusive haya que apartarse de ciertas personas, dejar lugares habituales, salir de la zona de comodidad. Veo continuamente gente que quiere que se solucionen sus problemas de un día para otro, sin realizar cambios, sin dejar aquello que no le permite sentirse feliz.

Entonces se merece un aplauso quien decide emprender un proceso de cambio.  Debe saber que no estará sólo, el Universo entero se prepara para apoyarlo. Es importante mantenerse alerta, atento a las señales. Familiares, amigos, conocidos, libros, películas, frases, cursos, talleres, tv. serán canales a través de los cuales llegará la información correcta en el momento justo.

Acciones, decisiones, tiempo serán factores que formarán parte del proceso. Y la actitud es fundamental ante cada situación, entendiendo que un cambio es un proceso psicológico natural, permanente y contínuo en todo ser humano.

Se puede empezar con pequeñas cosas. Comprar ropa nueva, teñirse el cabello, visitar amigos, leer un libro, hacer una nueva formación, viajar, aprender a cocinar para alimentarse mejor, hacer yoga, meditar, pintar, escribir, colaborar en alguna fundación, cualquier cosa que movilice su cuerpo y mente.

Los cambios son buenos, no hay que temerlos pues traen grandes satisfacciones.

¡¡AQUELLO QUE DESEAS ESTA MAS ALLA DE TUS MIEDOS!!

Rita Altamirano

 

 

 

Anuncios

Carta de una Niña Cristal a la humanidad

 

001372a9aeaf10c14eef10

La luz, los sonidos fuertes, la comida, los químicos, los malos pensamientos, la mala “vibra”… Mi cuerpo ya no soporta ninguna de éstas cosas… Médicos, psicólogos, psiquiatras… ninguno tiene una respuesta para mí.
¿Enfermedad?¿ Locura? ¿Mañas? ¡Quién sabe, fragilidad quizás!…
Tengo hace un tiempo una sensación de querer volver a casa, de que ya todo terminó y quiero volver a casa, y es una pregunta frecuente… ¿Si quiero volver a casa, entonces dónde estoy??…
¿Acaso ésta no es mi casa?… No se a dónde quiero ir, sólo se que quiero ir a casa con mis hermanos, con mi familia. Pero: ¿Y mi familia y mis hermanos, acaso ellos no son mi familia, no son mis hermanos?…
¡Sólo sé que quiero volver a casa, pero no sé cómo!…
Es como un sueño, del cual no puedo despertar. Veo todos los días de mi vida, desde que nací, ésa mañana de verano cálida y dulce…
Veo cómo se dañan entre ustedes, veo las injusticias que permiten, veo sus verdaderos rostros detrás de sus ojos… Y me pregunto: ¿Por qué fingen ser lo que no son?… ¿Por qué están encerrados en su interior?… ¡Tristes, enojados, simples y sensibles!…
¿Por qué se lastiman a ustedes mismos?… ¡¿Por qué quieren restringirse, privarse de ser lo que son?!…
Seres Humanos. ¡Bellos, sensibles y perfectos seres humanos!…
Mírense, sólo mírense a los ojos, vean sus almas… Déjense ver por los demás… ¿A qué le tienen miedo?…
¡Todos estamos hechos de lo mismo, nadie es mas fuerte que otro, nadie es mejor, porque todos somos excelentes!… ¡Son seres maravillosos, con una inteligencia enorme, con cualidades asombrosas, seres llenos de Luz, que iluminan éste mundo con Amor!…
¡Yo no veo sus personajes, yo veo sus almas, ése es mi Don!…
Y ¡tienen almas hermosas, llenas de Luz, llenas de Amor, de pureza, almas cristalinas, bellas!… Pero cuando veo sus personajes, son totalmente diferentes a sus almas.
Sus personajes son fríos, indiferentes, mediocres, vacíos… Veo día a día, sus obras de teatro, donde lo único que hacen es mentir, lastimar, juzgar…
Veo sus películas de terror, donde matan a sus hermanos, donde se pelean por un trozo de oro, un pedazo de territorio, un líquido negro… ¡Que no vale ni la milésima parte de lo que valen ustedes!…
Veo injusticias, veo hambre, veo día a día que envenenan a sus hermanos.
Lloré muchas veces por ustedes, y pedí muchas veces por ustedes: ¡Traté de ayudarlos pero siguen lastimándose… siguen lastimándome!…
Yo estoy acá para ayudarlos, estoy acá para sanarlos, vine a trabajar por ustedes… para eso nací y ése es mi Destino y mi Misión.
¡Soy sensible, todo lo que ustedes sienten yo lo siento, todo lo que ustedes piensan yo lo siento, todo lo que le hacen a mi Madre Naturaleza, yo lo siento!…
Solo quiero que despierten, que miren por un segundo a su alrededor… ¡Sólo vean… árboles, montañas, lagos, bosques, cielo, tierra, rios, mares, animales, sol, luna, hij@s, niñ@s, herman@s, amig@s… Amor, Paz, Armonía, Salud, Belleza!…
¡Dios les regalo un jardín, el Jardín del Edén!… Siempre estuvo con ustedes, no hace falta morir, no hace falta ir al cielo, por que el cielo está en la tierra desde el primer día en que apareció la primera señal de vida.
No busquen afuera, no busquen en otro plano. El paraíso que buscan, estuvo siempre en la tierra, sólo observen… observen el amanecer, dejen que el viento acaricie sus rostros, que el agua refresque y limpie sus almas, dejen al fuego regalarles su calor…
Dejen a la luna iluminar sus noches de Amor, muévanse al ritmo de la naturaleza, bailen al compás de sus sonidos, de su música.
¡Sean libres, dejen salir a sus almas, dejen que los domine por completo, Sean la Luz que vinieron a Ser, sean el Amor que son, sean, sólo sean!…Son maravillosos, son la perfección que tanto buscan, son la felicidad que tanto anhelan, son Amor, son la razón de mi Existir.
¡Gracias por leerme, gracias por comprenderme, y muchas más, por Despertar tu Conciencia!
Escrito, Editado y Publicado por M. Alejandra Sandoval