Conéctate con tu ser interior

Alejandro Jodorowsky: Cuando regalas una flor, no es una flor cualquiera, sino la mejor flor que encuentras, das lo mejor de ti. Esto es digno de la divinidad interior, no importa si tienes la fe o si no crees, lo importante es estar concentrado, el pensar que lo que tu das es digno de un Dios. Cuando se es un templo, es porque Dios-Diosa lo habita, cuando se es una casa, se la consagra a Dios-Diosa, cuando se limpia el cuerpo, se le limpia para recibir a Dios-Diosa. Hace falta que a tu alma venga Dios-Diosa. Repite estas palabras conmigo:

“Yo no me daba cuenta de que tenía el amor, de que tú me has amado siempre, me sentía abandonado y tú no me has abandonado jamás. En los momentos de depresión y de miseria, tú estabas ahí, pero no estabas ahí para mí, porque no tenía la fe y no te podía concebir. Ahora que te concibo en mí, no seré jamás abandonado; yo soy amado y mi corazón se abre como una flor, completamente hasta alcanzar la plenitud. Y comienzo a abrirme por el corazón, porque comienzo a estar seguro de que soy amado, de que he sido siempre amado, y que la vida que he recibido es un acto de amor. Estoy vivo, luego he recibido amor, porque la vida y el amor son la misma cosa. Es el amor el que me hace vivir, oh mi Dios-Diosa interior, si tú no me amaras me destruirías al momento, si yo estoy vivo es porque tú me amas, incluso en el sufrimiento, tú estabas ahí, y yo sufría porque no tenía la fe. Me buscaba a mí mismo sin tí, pero ahora que te he aceptado, me abro por el corazón como una flor de mil pétalos, me abro hacia el sol, hacia ti, y te recibo y te sigo, donde quiera que estés, yo te seguiré.”

Como nuestra vida, nuestra sociedad, no es perfecta, aquello que debería estar unido está desunido, tenemos la desunión en nuestra vida; hemos sentido la desunión del padre y de la madre, incluso si han vivido juntos no han estado unidos, ha habido desunión entre los hermanos, desunión entre el sexo y el cuerpo, entre el cuerpo y el intelecto. Hemos vivido la desunión, la desunión sentimental, la desunión de lugar, las desuniones que llegan del exterior, la que nos producen y que nos desunen interiormente. Por eso no se pueden juntar bien las dos manos, porque hay desunión interior entre la izquierda y la derecha.

Une tus manos. Por la unión, se llega al dios interior, a la adoración. Es la unión de todo lo que esta desunido en nosotros, nuestro femenino y nuestro masculino, nuestro intelecto se une con el corazón, con el sexo, con el cuerpo. Es la sinceridad perfecta, vida interior y al mismo tiempo, promesa de la adoración. Cuando se habla de adoración se va a percibir esa unión, y hay que estrecharla bien porque es una cosa preciosa. Solamente uniendose en uno mismo se puede recibir al otro, si no se está unido en si mismo no se puede uno unir al otro.

Es la unión del cuerpo y del espíritu, porque no tenemos un cuerpo y un espíritu, sino una unión de los dos. Es la unión de este mundo y del otro mundo, porque hay otro mundo, un mundo invisible que es todo lo que no se ve pero que existe. Es la unión del mundo antes de la vida y después de la vida, se vive en los dos mundos al mismo tiempo. Se une el inconsciente y lo consciente, se une lo que se conoce y lo que no se conoce, se une lo humano y lo divino, es la unión completa de todo lo que se es y lo que no se conoce. Se esta unido, se crea la unidad en sí.

Hay una acción que se enriquece, porque el intelecto, el sexo, lo emocional y el cuerpo se enriquecen, todo se enriquece. Con la aceptación viene la riqueza, con la riqueza viene la alegría, el corazón se consolida y no se puede matar esa unión, solamente se puede destruir lo que esta separado, lo que esta unido es indestructible. Las manifestaciones separadas se pueden destruir porque son débiles, pero cuando se tiene la unidad en sí no te pueden destruir, tienes una defensa completa, que no es una defensa es una unidad perfecta.

Hay que apretar bien las palmas unas con otras para expresar el deseo de unión, de contemplación interior. Pero ¿que significa y porque se dice adoración? Porque se comienza a comprender que la unión que hay no es superior, que hay un estado superior, que es el nivel de la colaboración, de la contemplación interior, de la unión perfecta. En él tienes todas las posibilidades, nada en ti lucha contra nada, es una colaboración completa: tu intelecto, tu emocional, tu sexo, tu cuerpo, van a colaborar en tu salud, no van a estropearla; tu emocional no va a estropear tu salud ni tu vida económica; tu búsqueda económica no va a estropear tu vida emocional; tu intelecto no va a dañar tu cuerpo; tu cuerpo va a aprender las ordenes de tu intelecto; el mundo invisible no va a molestar el mundo visible y viceversa, el espíritu no va a molestar a la materia, la materia no va a molestar al espíritu. Es una aceptación perfecta y desde que se llega a la unidad, esta unidad es aceptada por la divinidad.

Hay que hacer la unidad y en ese momento, es la unidad con la divinidad. Se puede adorar, y cuando se descubre el secreto de esta posición te puedes dirigir al dios interior del otro, porque puedes ver al otro en su unidad, puedes ver la unidad del otro. Es lo que enseña la unidad, y a partir de ese momento nunca me voy a dirigir al otro pensando solo en su cabeza, o en su carácter o en su emocionalidad o pensando solo en su cuerpo, en su sexualidad, en ese momento puedo adorar al otro en su totalidad y en su divinidad.

Es importante, es crucial esta posición, hay que cerrar bien las manos con fervor. Por esa posición hago conmigo mismo un contrato de unidad, ya no habrá ningún aspecto de mi que vaya a desdeñar, no me pongo a pensar nada más que en lo que reclama mi atención, el intelecto, yo lo pienso, mi emocional, yo lo pienso, mi cuerpo yo lo tomo en cuenta, mi realización la tomo en cuenta. Trabajo sin conflictos conmigo mismo en la realización de mi unidad y la realización de mi unidad es la adoración de la unidad, el reconocimiento de la unidad del mundo y de los otros seres sociales. Dejo de luchar contra mi mismo en cualquier nivel, dejo de estar en conflicto contra mi mismo, mi espíritu no se revuelve contra mi cuerpo, mi cuerpo no se revuelve contra mi espíritu, acepto mi cuerpo, acepto mi espíritu. No quiero ser otro, el otro no es la solución, la solución es mi unidad. yo me recreo en mi unidad, porque cuando no tengo la unidad estoy fragmentado, estoy mutilado.
Todo colabora, hay adoración de la unidad del otro, es decir, yo reconozco el valor del otro, hay revelación, eso me revela mi valor, yo voy a reconocerte y tu vas a reconocerme, tu en tu unidad, yo en mi unidad, se trata de igualdad a igualdad en las relaciones, de relaciones en la perfección. Es la adoración del otro, porque si se hace bien, se experimenta un gran placer con el otro, en ese momento no tienes nada que pedir al otro, ni tienes nada que destruir, es la relación humana en su mas alta perfección. La perfección de las dos dimensiones, por que hay lo alto y lo bajo, detrás y delante, la izquierda y la derecha, el centro y la superficie, y la luz y la sombra.

La toma de conciencia no significa nada si no hay realización inmediata. La toma de conciencia que no es seguida de una acción, se va. Hago grandes tomas de conciencia y no realizo nada. Así, me privo de avanzar ¿y por que no lo hago? Porque estoy todavía en mis caprichos infantiles, no he crecido, no me han tomado en consideración, luego yo aprendo una cosa y no la pongo en ejecución. Concepción = ejecución, perfección.

El beneficio que se le hace a alguien es conducirlo a aprender de si mismo.

Extracto de memoria de las conversaciones con Soledad, discípula de Doña Magdalena.DSC06596

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s